Un chacarero del área subrural de San José, departamento Colón, dio a conocer que por el mal funcionamiento en una cámara de rebombeo municipal de líquidos cloacales se produjo un vertido de fluidos sanitarios sobre una vertiente natural que utiliza para dar de beber a sus animales. No es la primera vez que denuncian este tipo de hechos, se recordó a ERA Verde. Ante la situación, el guardaparque de la Reserva Provincial Arroyo Perucho Verna por donde surca el curso de agua confeccionó un acta que fue elevada a la Dirección de Áreas Naturales Protegidas de Entre Ríos.

Aguas contaminadas.

El pasado 20 de marzo, el productor Hugo Schefer denunció nuevamente la contaminación de un arroyuelo denominado “Morard”. Este curso de aguas naturales y cristalinas, atraviesa su granja llamada “La Poderosa”, para luego desembocar en el arroyo Perucho Verna, que le da nombre al Área Natural Protegida, lindante a su campo ubicado en San José, departamento Colón. El ganado de Schefer usa el “Morard” para beber, pero ese día se negó a hidratarse del arroyo por encontrarse contaminado por aguas servidas. Así quedó asentado en un acta que confeccionó el guardaparque Jaime Borda, ya que la propiedad se encuentra en el marco de la reserva provincial.

Cámara de rebombeo cloacal municipal.

Schefer dejó sentado que su chacra las vertientes de la cañada de Morard, presentaron una coloración inusual, de negra a gris oscura, producto de estar contaminadas por fluidos cloacales, ya que registraban un inusual olor nauseabundo y que “sus vacas no quieren beber el agua”. Constituido en el lugar, el agente Jaime Borda, comprobó que “efectivamente” las aguas estaban corrompidas por el desborde a la estación de rebombeo cloacales del municipio que escurrían al curso natural. Aclarando que no es la primera vez que sucede este tipo de episodios, se procedió notificar a la Municipalidad de San José y la Dirección de Áreas Naturales Protegidas de Entre Ríos, adjuntándose fotografías y material audiovisual, al que accedió ERA Verde.

Vertiente natural afectada.

El origen de la contaminación, se presume, está dado por el defectuoso funcionamiento de una cámara de rebombeo de cloacas que el municipio instaló a unos 1.000 metros de la cañada donde nace la vertiente. Allí, se colocó un sistema de drenaje para prevenir que no se tapen las cañerías en el caso sobrepasar la capacidad de impulsión de traslado de los fluidos fecales provenientes del barrio Santa Teresita. Pero resulta que cuando estos caños colapsan, los líquidos drenan hacia el arroyo Morard, trasladando las pestilencias por el campo de Schefer y, desde allí, al arroyo Perucho Verna.

Las vacas no quiere tomar el agua contaminada,

Denuncian al municipio de San José por contaminar un área natural provincial

De la Redacción de ERA Verde