La Cámara de Diputados de Entre Ríos realizó su 12º Sesión Ordinaria del 144º Período Legislativo. En el encuentro se trató la declaración como Área Natural Protegida al Islote Curupí, que pertenece a la Municipalidad de Paraná. El proyecto de ley girado con media sanción del senado obtuvo su sanción definitiva. En su argumentación, la diputada Carina Ramos (PJ-Creer) sostuvo que con esta aprobación se “otorga una alternativa segura y duradera de organización y administración económica, social, e institucional” al Islote “que promueve la participación de la sociedad civil en un equilibrio con el Estado, lo cual supone otorgarle al área, un sistema organizativo que permita obtener beneficios ambientales”.

La isla emblema de Paraná que nació de la chatarra de un barco

Este miércoles 8 de noviembre, se celebró un nuevo plenario de la Cámara Baja de Entre Ríos, donde entre otros proyectos se dio sanción definitiva a la iniciativa que proponía la integración al sistema provincial de áreas naturales al Islote Curupí. De este modo, con la aprobación de la ley, se otorgó la categoría de “Reserva de Usos Múltiples” a esta área ubicado frente al Puerto de la ciudad de Paraná y que perteneciente al municipio.

La diputada Ramos ejerció las palabras de defensa del proyecto. El islote “alberga ecosistemas autóctonos con una rica diversidad biológica. Además, contribuye a la belleza paisajística de la costa de Paraná”, sostuvo la legisladora para realizar un repaso histórico del lugar. “En 1969 el Islote Municipal, conocido en aquel entonces como islote ‘El Dique’, fue donado por el Gobierno Provincial a la Municipalidad de Paraná. Sin embargo, los límites del ejido de Paraná, establecidos en 1868, no incluían el islote, ya que en ese momento aún no existía. En 1995 fue declarado área natural protegida por el Departamento Ejecutivo Municipal y se estableció un comodato con la Asociación ‘Anian-Garecó Enderejé’ para su gestión y conservación. Si bien esta entidad se creó a los fines de conservar el ambiente natural del área y acercar a la población paranaense a la cultura isleña, en el año 2010 ocurrió un hecho de inseguridad en la isla que generó gran preocupación, y dio lugar a la reflexión sobre las condiciones y responsabilidades asumidas sobre el territorio. Luego del paso de varios años de incertidumbre, en enero del 2022, con el apoyo del Estado Municipal, la Asociación inició la obra de ejecución del proyecto ‘El Curupí’, el que está parcialmente concretado con la construcción de muelles para el arribo al sitio en la costa sudoeste y pasarelas sobreelevadas para recorrer la isla.

Al mismo tiempo, el municipio, a través de la Subsecretaría de Ambiente y Acción Climática, y en conjunto con los actores sociales vinculados, se ha dedicado con determinación a revitalizar esta área, con el objetivo de llegar al proyecto actual. Se ha subrayado la necesidad de valorar los espacios naturales protegidos, otorgándoles un propósito y una estructura definida. La meta es implementar una gestión activa, brindar oportunidades educativas, dar a conocer estos espacios, compartirlos con la comunidad y fomentar la conciencia ambiental a través de su ordenamiento y adecuación al entorno urbano. La idea es que quienes los visiten adquieran conocimientos sobre la importancia de cuidar el ambiente, permitiendo que estos lugares sean disfrutados y preservados, conservando así su valor natural”.

 

GESTIÓN

 

En un repaso de las últimas gestiones para poner en valor el lugar, la diputada Ramos comentó que “la Dirección de Áreas Protegidas y Evaluaciones Ambientales de la Municipalidad inició un exhaustivo proceso de revisión y actualización del sistema de áreas protegidas municipales. Esta labor incluyó la recopilación de antecedentes, solicitudes de informes, registro detallado de la documentación existente, análisis de la normativa ambiental vigente y de las regulaciones específicas relacionadas con el Islote Municipal. Además, se buscó la colaboración técnica de la Dirección Provincial de Áreas Naturales Protegidas para reformular una propuesta de plan de manejo que previamente había sido elaborada sin éxito en el año 2014. El objetivo principal fue adecuar esta propuesta a la normativa actual, garantizando así una gestión coherente y eficaz de este valioso espacio natural”.

 

Es así que, llegado al recinto de la Cámara de Diputados, luego de ser aprobado un expeditivo acuerdo con la Municipalidad, un Plan de Manejo y ser aprobado en el Senado, el proyecto al aprobarse “otorga una alternativa segura y duradera de organización y administración económica, social, e institucional que promueve la participación de la sociedad civil en un equilibrio con el Estado, lo cual supone otorgarle al área, un sistema organizativo que permita obtener beneficios ambientales. El desafío, es llevarla adelante de una manera ordenada, controlada y respetuosa del ambiente con el fin de preservarla para el disfrute de las actuales y futuras generaciones”, afirmó la legisladora.

 

DETALLES

 

Respecto a lo que plantea el plan de manejo, Ramos señaló que se “contempla el disfrute de sus playas, la contemplación de sus paisajes y riquezas con fines educativos y de ecoturismo, en un marco de preservación del patrimonio natural y cultural existente, haciéndolo accesible a los vecinos y vecinas de la ciudad y la región. Ahora, como ya estamos finalizando el periodo legislativo, y el próximo año esta Honorable Cámara tendrá una nueva integración si bien puede resultar en una obviedad la cuestión de la protección del ambiente, frente a la coyuntura en la que nos encontramos es ineludible volver a remarcar los principios y valores en los que se enmarcan los proyectos de ley de este tipo”, alentó. “La institucionalidad que otorga la protección legal, que emana del Estado, es un escudo que permite, a una sociedad que valora el ambiente sano, y que piensa en las generaciones futuras, proteger los recursos y su gestión eficiente. Y digo esto para que quede asentado, que frente a quienes asumirán en este mismo recinto y dicen abrazar las ideas de libertad, y defienden que de la gestión de los ríos y del ambiente debe ocuparse el mercado, que la contaminación no tiene consecuencias, o que el calentamiento global es un invento, hay quienes creemos firmemente que la verdadera libertad está dada por la oportunidad que las generaciones presentes y futuras tengan de vivir en un ambiente sano y protegido, de acceder al agua, al suelo, y al patrimonio bio-cultural. En esta línea he trabajado personalmente y en conjunto con la comisión de Legislación General. Celebro que con esta integración de la Cámara se haya avanzado en estos temas, y espero que la próxima tenga la conciencia de continuar y contribuir a la perspectiva ambiental”, cerró la diputada en su mensaje.

 

 

De la Redacción de ERA Verde