En una presentación a la Unidad Fiscal de Investigaciones de Materia Ambiental (Ufima) de la Justicia Federal, integrantes de distintas ONG que conforman el Observatorio Ambiental Río de los Pájaros alertaron que por el aumento del caudal del río Uruguay, se inundaron las piletas de tratamiento de los desechos frigoríficos de Granja Tres Arroyos SRL ubicada en Concepción del Uruguay. Como consecuencia de este desborde, se liberaron los efluente y barros tóxicos, vertiéndose crudos al arroyo de La China, afluente del río Uruguay. “La planta funciona así”, señala el escrito al que accedió ERA Verde. “Por la gravedad de los hechos”, solicitan una urgente inspección e intervención.

 

Con fecha 7 de diciembre, ciudadanos enrolados en la Observatorio Ambiental Río de los Pájaros de Concepción del Uruguay, se presentaron al Juzgado Federal de esa jurisdicción para denunciar que por la crecida del río Uruguay, se liberaron efluentes sin tratamientos de las piletas donde se vuelcan los residuos de la planta frigorífica de Granja Tres Arroyos.

En la nota ingresada a la Ufima, los miembros del Observatorios informaron lo que sucede en La Histórica, más precisamente en la planta de la empresa Granja Tres Arroyos SRL, ubicada en Manzana 1, Camino al Matadero s/n, en avenida J. Lauria al final. “En este lugar funciona el frigorífico de aves y subproductos, donde se faenan 200.000 pollos por día y se produce: carne harina, harina de plumas, harina de sangre y aceite”. Esta planta denominada “La China” posee piletas de tratamiento “de todos sus efluentes, al sur de la misma, donde limita con el arroyo de La China, afluente del rio Uruguay”, se describe en el escrito conocido por ERA Verde. Y es así que, dada la situación que el río Uruguay “se encuentra por encima de los 6,50 metros –altura del puerto local–, desde el 26 de octubre”, el “agua del arroyo (que) ingresa a las piletas de tratamiento” sobrepasa el nivel de las piletas de tratamiento mencionadas. De esto resulta que se han “liberado todos los efluentes en tratamiento y barros tóxicos al arroyo, contenidos en ellas. Por consiguiente, la planta funciona sin ningún tipo de tratamiento de sus efluentes y los libera crudos a las aguas del arroyo, que los conduce al rio Uruguay”, señalaron.

 

Ante esta situación crítica, desde el Observatorio Ambiental Río de los Pájaros se solicitó a la Fiscalía Federal “inspeccione e informe en carácter de urgencia ambiental, por la gravedad de los hechos. Y que se tomen las medidas pertinentes del caso. Sancionando a la empresa y responsables de las habilitaciones”, se planteó.

 

De la Redacción de ERA Verde