Trabajadores, becarios y investigadores del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) se manifestaron en todo el país ante el recorte de partida, caídas de contratos y falta de publicación de los concursos de investigadores y becarios. En Entre Ríos, se llevó adelante una concentración en el Centro de Investigación Científica y de Transferencia Tecnológica a la Producción (Cicyttp) de Diamante. En diálogo con ERA Verde, una científica que trabaja en la provincia comentó que las problemáticas atraviesan a todos los centros de estudio: No se han publicado los resultados de las convocatorias a becas; tampoco los de promoción de las carreras; la contratados de 15 años de antigüedad le acotaron contratos de 1 año a tres meses. “Está muy comprometido el funcionamiento diario de los institutos”, describió.

 

Este 15 de febrero, se realizó una importante manifestación en el Polo Científico-Tecnológico de Conicet, que replicó en los distintos en los distintos centros de investigación del país. La protesta se llevó adelante por personal del organismo que revista como investigadores, becarios, técnicos, administrativos, maestranza y contratados. La concentración se llevó adelante en el marco de una reunión de Directorio del Centro de Investigaciones, de modo de hacer escuchar distintos reclamos de las y los trabajadores.

Hay una preocupación concreta con el “recorte están sufriendo el Conicet y todos sus institutos. En eso tiene que ver con que no se han publicado los resultados de las convocatorias a las becas 2023 –este dato se tendría que haber conocido en diciembre del año pasado–, y la actual gestión fue retrasando esto aduciendo cuestiones presupuestarias. Dentro de esta misma situación se encuentra la no publicación de los datos de promoción de investigadores en la carrera científica. También el ingreso de otros agentes al organismo, como son aquellos concursos que ya se sustanciaron, y ya se tiene resolución, vinculados a la carrera de personal de apoyo, que es una carrera en que son agentes directamente vinculados a distintos grupos de investigación que son un aporte fundamental para el trabajo de las distintas líneas de investigación. Hay una preocupación muy grande respecto al presupuesto con el que se cuenta para el 2024. Actualmente se encuentra muy comprometido en todo aquello que tiene que ver con el funcionamiento diario de los institutos. Lamentablemente, hasta el momento, no hay una respuesta concreta, ni favorable en ese sentido. Este es un poco el panorama general que hoy está atravesando el Conicet a nivel nacional, no solamente a nivel de la provincia de Entre Ríos, sino que todos los organismos ven afectados”, describió a ERA Verde la paleontóloga Brenda Ferrero.

 

Respecto a otros casos puntuales sobre los que se manifestó la alerta de los trabajadores de Conicet, la científica comentó que “hay contratados del organismo que están bajo la modalidad “artículo 9”. Lamentablemente en enero hubo despidos en el Conicet. En estos contratados desempeñan distintas tareas que pueden ser desde actividades administrativas, de mantenimiento, de maestranza; están en distintas áreas. Realmente Conicet cuenta con una dotación mínima de personal en ese sentido, y en distintas partes del país hubo despidos. Y existe una gran preocupación por los contratados que tienen una mayor antigüedad. Existen contratados con 15 y 20 años de antigüedad, en donde se le está cambió la modalidad de contrato. En vez de ser un contrato por 1 año, se les cambió el contrato por sólo 3 meses”.

 

Se han realizado muchísimas solicitudes de manera personal, se han solicitado entrevistas (con las autoridades). Distintas organizaciones de científicos e investigadores se han reunido con el presidente de Conicet (Daniel Salamone), llevando todas las preocupaciones que tienen que ver, tanto con los contratados, como con los becarios, como la preocupación que existe en torno al funcionamiento de los institutos. Si bien todos dicen que las reuniones están en un marco de buenos tratos, existe entendimiento, pero no existe hasta el momento respuestas concretas, ni favorables hacia los reclamos que se están realizando”, explicó.

ACCIÓN GREMIAL

 

Ferrero señaló que gremialmente los reclamos los está canalizando la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE). En este orden, la organización gremial ha puesto de manifiesto el “peligro en el funcionamiento diario de los institutos”, sin respuesta favorable hasta el momento, con gran “preocupación por el recorte en el presupuesto y puestos laborales del sistema científico argentino”.

 

ATE planteó que “al no asignarle el presupuesto necesario –y garantizado por ley– para solventar las convocatorias a becas, las evaluaciones y promociones de investigadoras/es y personal de apoyo, la continuidad del personal contratado, los gastos de funcionamiento, estipendios y salarios por venir, el Gobierno de Javier Milei avanza hacia el desmantelamiento del Conicet”.

 

Por otro lado, se indicó que en la reunión de directorio Consejo Directivo Salamone anunció una reducción de becas de doctorando, “pasando de ser 1.300 las planificadas originalmente por el organismo –con ingreso en abril–, a 600 las que finalmente se habilitarán en agosto en 2024”.

 

Además, el titular del organismo científico “dejó sin respuesta otros temas vitales y urgentes como:

– Presupuesto 2024, es inviable el funcionamiento del organismo si se mantienen los montos 2023 sin actualización por inflación;

– Reincorporación de 50 compañeros/as despedidos/as en enero, sin causa alguna;

– Futuro de 1.200 trabajadores y trabajadoras -personal administrativo del organismo- cuyos contratos vencen el 31 de marzo;

– Publicación de las promociones del personal de la carrera científica;

– Efectivización de los cargos ya concursados para ingresar a carrera de investigador/a y personal de apoyo.

 

Es por esto que “ante el achicamiento del organismo”, ATE Conicet se declaró en estado de alerta y movilización.

 

De la Redacción de ERA Verde