Demuestra que eres un ser humano: 7   +   7   =  

“Vienen y arrasan con todo lo que hay en el río”, describió un baqueano de la zona de Ibicuy a ERA Verde para contar que fueron los propios lugareños quienes dieron aviso a las autoridades por el accionar desaprensivo de frigorífico Epuyén, que desplegó un gran camión frigorífico y tres lanchas rápida para la recolección de pescado en un día prohibido. Justamente por esta infracción autoridades nacionales de Prefectura, junto con Abigeato de la Policía de Entre Ríos y la Dirección de Fiscalización provincial interceptaron y decomisaron 3.500 kilos de sábalos que ya estaban en el vehículo, más otra carga en las embarcaciones. Por no contar con cámaras de refrigeración o transporte adecuado para donar a entidades benéficas, dispusieron que los pescados quedaran en manos de los transgresores de la ley en calidad de depositarios, mientras los sin eviscerar fueron desnaturalizados.

En un accionar coordinado entre la Brigada de Abigeato de Islas del Ibicuy de la Policía de Entre Ríos y la delegación local de la Prefectura Naval Argentina, junto con la participación de la Dirección de Fiscalización provincial, interceptaron una maniobra de depredación ictícola. Fue este martes 7 de junio, aproximadamente a las 14.30, cuando el personal uniformado procedió a inspeccionar un camión de frigorífico de Pescado Epuyen, en la salida del distrito de Médanos a la ruta 12 que va hacia Victoria, sede la casa matriz de la factoría.

 

Al ser inspeccionado el camión contaba con una guía de transporte de pescado que se encontraba vencida. La misma, confiaron fuentes que participaron del operativo a ERA Verde, estaba fechada para el día anterior, como parte de una maniobra que se utiliza para “negrear” pescado, ya que utilizan el mismo instrumento para acopiar y llevar un mayor volumen de mercadería declarando un cupo mucho menor y burlando el cupo de extracción determinado por las autoridades. “Si nadie los controlan, pasan”, se explicó sobre el sombrío sistema de declaración para la comercialización de pescado de río.

Al inspeccionar la carga los inspectores constataron la existencia de 3.500 kilos de pescado de la especie sábalo, se indicó oficialmente desde la Dirección de Fiscalización provincial. Con “el agravante” que además que tenían una guía vencida, “se encontraban acopiando pescado un día vedado según lo establece la resolución 558/ 22”. Es por esto que se procedió al decomiso y merced a las comunicación con la Fiscalización, a realizar la correspondiente acta por infracción a la Ley de Pesca de Entre Ríos N º 4.892 “siendo e producto icticola decomisado y entregado en calidad de depositario a dicho frigorífico por no disponer al momento de la inspección de elemento para realizar el retiro de la carga de pescado”, se detalló. La opción que se manejaba era poder donar la carga para algún comedor comunitario, escolar o entidad benéfica, pero la infraestructura estatal no cuenta con esos recursos, se indicó extraoficialmente.

 

Por otra parte, la patrulla fluvial dependiente de la Prefectura Naval Ibicuy interceptó inspeccionó a una embarcación de tres que se encontraban trabajando para Epuyén. En la lancha se pudo constatar a bordo que se transportaba “un total de 275 kilos de pescado de la especie sábalo así como artes de pesca (redes) quienes se encontraban realizando tareas de pesca un día vedado según resolución Nº 558/22 procediendo se al decomiso del pescado que se encontraba con vísceras” por lo que se decidió posteriormente su desnaturalización “por enterramiento ante un posible riesgo sanitario y al secuestro preventivo de las artes de pesca”.

 

 

De la Redacción de ERA Verde