Autoconvocados, junto con organizaciones sociales y ambientales de la ciudad de Rosario, se reúnen este lunes para debatir acciones de protesta con corte de ruta por la “ineficacia” en el manejo de los incendios en el Delta, planteó uno de los voceros de la Multisectorial por los Humedales a ERA Verde. La moción de manifestarse en las calles surgió el jueves pasado cuando una asamblea trató las quemas en Islote San Andrés, jurisdicción de la provincia de Santa Fe, que afectó con una humareda a la ciudad del sur santafesino.

 

Frente a la sede de la Gobernación de Santa Fe en la ciudad de Rosario, en Plaza San Martín, a partir de las 18, se concentrará nuevamente una asamblea de autoconvocados para definir el corte del puente que una la ciudad entrerriana de Victoria con Rosario.

 

“Es para definir un corte del puente para el sábado 8 de diciembre, el sábado próximo a raíz de las quemas y de todo lo que se sigue viviendo estos días”, contó en diálogo con ERA Verde uno de los voceros de la Multisectorial por los Humedales, Sebastián Martínez Ledesma, entidad que participa de esta convocatoria.

 

La propuesta, contó el activista ambiental, “surge esta idea de lo que comenzó a charlarse del jueves pasado, cuando hubo corte de calle y movilización en Rosario por las quemas en islas de Santa Fe, porque el manejo político institucional hay que aclarar es el mismo que en Entre Ríos”, apunto. “Se dieron quemas en el Banquito San Andrés, en el Islote San Andrés, frente a Rosario, donde hubo gran cantidad de hectáreas quemadas y se vio afectada la ciudad con un humo terrible”, describió.

 

Martínez Ledesma argumento que la protesta se da “un poco en respuesta a estas últimas quemas y la ineficacia respecto al control que se está haciendo desde Nación y las provincias, y también el Poder Judicial donde evidentemente no se ven ningún tipo de avances”, criticó.

 

¿LOS FAROS DÓNDE ESTÁN?

 

En un comunicado dado a conocer la semana pasada por la Multisectorial, ya se había reclamado por la presencia del Estado ante la ola de focos ígneos desatados en las islas del Delta. El miércoles 29 de diciembre pasado se denunció que el aire se había tornado irrespirable en Rosario con las quemas en el mencionado Banquito San

Andrés. Esa tarde, voluntarios de la organización ambiental recorrieron “el riacho ‘Los Marinos’, para poder estudiar el territorio y relevar la capacidad de acción voluntaria, ya que se venían presentando distintos focos de incendios y no hubo presencia de ningún organismo del Estado para su combate”, comentaron.

 

Este orden, se apuntó que “en la isla conocida como Banquito de San Andrés, podemos decir que frente a las denuncias por ocupaciones y ventas irregulares de tierras fiscales de Santa Fe, en 2021, se inauguró en la misma un intento de Faro de Conservación entre: el Ente Portuario (ENAPRO), el Ministerio de Ambiente Provincial y Parques Nacionales, quienes acordaron un protocolo de acción conjunta” y es por eso que se preguntaron “¿Qué pasó con este faro? ¿Qué pasó con este protocolo acordado? ¿Quiénes son los responsables de coordinar y monitorear las diferentes secciones de territorio de islas? ¿Por qué bajo la órbita de acción enmarcada en el Plan de Manejo de Fuego siguen sucediendo estos incendios intencionales? ¿Habilitarán estos fuegos una nueva embestida por parte del sector inmobiliario y los loteos en la zona? Y quienes firmaron estos acuerdos de acción conjunta mencionados arriba: ¿Qué harán al respecto? ¿Seguirán sacándose fotos? ¿O pasarán a la acción?”. Se recordó que en la zona de la isla donde hubo fuego activo viven 40 familias, donde se incendiaron tres ranchos.

 

“Sabemos que las causas de los focos son en más del 90% consecuencia del avance del agronegocio, la industria forestal y del negocio inmobiliario, que nadie nunca intentó siquiera controlar. Denunciamos entonces, la falta de control de parte del Estado Nacional y los Estados Provinciales (en el caso de las islas ubicadas frente a Rosario) de Santa Fe y Entre Ríos. En segundo lugar también denunciamos la incapacidad manifiesta de los Gobiernos Provinciales y del Gobierno Nacional a la hora de combatir las llamas, que a su vez incluye el abandono de la gente que habita estos territorios”, apuntaron.

 

“Finalmente, agradecemos a las familias isleñas organizadas y a les voluntaries que con sus acciones para apagar los fuegos están siendo más Estado que el propio Estado, siendo éste último sólo una máquina de burocracia institucional que poco ha (y está) demostrando hacer. Por eso decimos: Todo fuego es político y el Estado burócrata administrativo está presente haciendo arder al país en crisis ígnea”.

 

Foto: MH Rosario.

De la Redacción de ERA Verde