Vecinos de los barrios Las Acacias y Montorfano denunciaron que el municipio de Colonia Avellaneda desmontó un predio donde está proyectada un área natural protegida urbana. Los pobladores del lugar, que impulsan la creación de les espacio de reserva, no podían salir del asombro cuando tomaron conocimiento que cómo maquinaria pesada de la comuna arrasó parte de la vegetación aparentemente con fines de “perfilar” un bajo de la topografía del lugar. La idea de reconocer ese espacio con un estatus que permita la preservación de la flora y fauna que lo habita ya cuenta con un trámite iniciado en abril ante la administración provincial, según se confirmó a ERA Verde.

Con el número 264.237, el pasado 12 de abril se inició un expediente en la Secretaría de Ambiente de Entre Ríos un el pedido de incorporar al sistema provincial de áreas naturales protegidas –Ley Nº 10.479– una reservar urbana ubicada en jurisdicción de Colonia Avellaneda, localidad lindante hacia el Este de la capital entrerriana. De este modo, los integrantes de la comunidad de las vecinales de barrios Las Acacias y barrio Montorfano formalizaron un proyecto que tiene como fin poder preservar un sector de aproximadamente 4 hectáreas que se ubica en el interior del ángulo que forma la rotonda de intersección de la ruta nacional 168 y la provincial Nº 12, en el Acceso Norte. Se trata de un bajo, con una pequeña laguna en el centro, que además de ser refugio de especies autóctonas cuenta con árboles nativos, decanta el exceso de aguas que proviene de los alrededores. La idea de reconocer como área natural el sector cuenta con un proyecto en marcha que también fue presentando sin mucha surte años atrás en el municipio local.

Pero resulta que  en la mañana del martes 25 de octubre, los vecinos de los barrios de alrededores se sobresaltaron ante el desmonte que se estaba realizando en el lugar. Tras escuchar el ruido de tractores y trabajo de arados en donde se proyecta la reserva urbana, averiguaron a qué se debía esa situación y se les informó que la Municipalidad de Colonia Avellaneda estaba llevando adelante un “perfilado” en un bajo que forma un arroyo cuando llueve. Esas tareas se realizaron “sin ningún fundamento y pasando por alto normativas provinciales en cuanto al manejo de cuencas el municipio”, explicó enojado un vecino a ERA Verde. La maquinaria oficial se encontraba “arrasando la vegetación de ese lugar. Se dio aviso a las autoridades de la Secretaria de Ambiente provincial y se labro una exposición policial por los hechos constatados”, relató el poblador.

 

Sobre el uso que le da a ese especio se contó que la gente suele ir a caminar y recrearse en un entorno natural aún se conserva una zona boscosa con ejemplares autóctonos y exóticos junto a un pequeño arroyo natural. En cuanto la explicación que trascendió de las tareas que realizaba el municipio se dijo que “querían perfilar el arroyo, pero no entendemos porque no genera ningún tipo de problemas”, se apuntó. Se trata de “una zona baja que no se le ha dado uso porque cuando llueve mucho capta mucha agua que luego vuelca hacia ese sector donde querían ‘dragar’; pero esto no tiene ningún tipo de sentido”, se insistió. “No es un arroyo de agua permanente, funciona como desagüe natural en momento de exceso hídrico que drena desde la ruta N 18”, se precisó.

En este orden se aclaró que ese terreno pertenece a la Dirección Nacional de Vialidad con quienes los vecinos y la Secretaria de Ambiente vienen trabajando en este proyecto para ponerlo en valor en vínculo con la comunidad.

 

“Solicitamos al municipio de Colonia Avellaneda que dé claras explicaciones del atropello cometido sobre un bien común como lo es la naturaleza”, reclamaron los vecinos finalmente.

 

De la Redacción de ERA Verde