La circulación de productos naturales y sustentables transita por fuera de los supermercados y grandes cadenas. En esta segunda entrega, ERA Verde indaga sobre estos circuitos en almacenes, a través del puerta a puerta, las plataformas digitales, ferias e incluso en un centro de salud y vida sana desde donde se promueve el consumo orgánico, agroecológico y cooperativo.

 

Una forma de producir y consumir que se desarrolla “al lado del camino”, necesita también un espacio de distribución diferente. Las y los emprendedores que se dedican a esta alimentación saludable, construyen diariamente esta vía de consumo que se diferencia de la lógica de los grandes mercados y las cadenas industriales. Se caracterizan por los envíos a domicilio, los almacenes que reúnen productos de todo el país, las ventas por redes sociales o WhatsApp, los encargues, y la asistencia a ferias que debieron reconvertirse debido a la pandemia. Además, se destaca el vínculo generado entre productores y clientes.

 

María José López Ortíz. Agmer – Feria de Alimentos Saludables

“Si no voy al supermercado, ¿dónde puedo conseguir esos alimentos?”. Esa era la pregunta que le hacían a María José López Ortíz y a otros docentes, cuando brindaban el taller de educación medioambiental en la Seccional Paraná de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer). Ante la interpelación de sus compañeros y compañeras “queremos mostrar que hay una red de gente que viene transitando otro camino”, explica la docente a ERA Verde.

 

Más conocida como “la Feria de Agmer”, La Feria de Alimentos Saludables “Hacia la soberanía alimentaria” surgió en septiembre de 2018, y se realizó ininterrumpidamente un sábado por mes, hasta febrero de 2020, debido a la pandemia. En la primera edición, asistieron entre 30 y 35 feriantes. “Hay otras alternativas, que son saberes tradicionales o anteriores a este modelo. Se tiene que apostar por volver a ciertas raíces y por la diversificación. Es una realidad, no una utopía, por eso comenzó la feria”, explica María José.

 

También cuenta que no todos los emprendimientos de la feria son agroecológicos, debido a que se realiza en el marco de un sindicato, y se quiere dar el espacio a los y las docentes. Sin embargo, agrega: “La idea era tener una perspectiva pedagógica. Queríamos que sean artesanales, pero hubo un proceso en donde los emprendedores aprendían de otros”. En ese momento, narra que en las ferias se intercambiaban saberes entre productores agroecológicos y otros que todavía no tenían tanta información acerca del tema.

 

En este sentido, María José remarca que la feria “es un espacio de encuentro, de charla, tiene vocación de celebración. El clima es ameno, está abierto, no es uniforme y se da un vínculo especial entre los productores y consumidores”. Actualmente, debido a las restricciones, no se volvió a realizar una feria presencial. Sin embargo, se recopilaron los emprendimientos y se realiza difusión de los mismos en una feria virtual “para mantener el espacio simbólico” que, por supuesto, volverá en algún momento.

 

GPS

Feria virtual 2021 “Hacia la soberanía alimentaria”

 

 

Fernanda Álvarez. La Semillera Paraná

 

“Me gusta este trabajo por el servicio que implica”, expresa Fernanda, que comenzó con La Semillera hace ocho años, cuando nació su hijo. Lo particular de este emprendimiento es que busca vincular a los productores agroecológicos locales y de distintos puntos del país con los consumidores paranaenses. “Soy el puente entre ambos. A unos se les hace difícil llegar a los clientes, y a otros se les complica encontrar todos los productos agroecológicos juntos, como en una góndola”, explica la emprendedora a ERA Verde.

 

En su perfil de Instagram puede leerse “almacén ambulante” y, aunque no signifique que recorra la ciudad todos los días, Fernanda realiza envíos a domicilio: “Si bien yo tengo un espacio en donde la gente puede venir, la mayor parte de las ventas son mediante los encargues y envíos”. A estos los realiza con sus vecinos de Alimenta, un almacén de frutas y verduras agroecológicas.

 

La emprendedora narra que antes vendía la mayor parte de su mercadería en ferias. Después, comenta que la pandemia le puso un punto y aparte a esa actividad: “Era difícil y cansador acarrear esas cajas pesadas”. Sin embargo, sostiene que “las ferias tienen algo interesante, que es el vínculo directo con el cliente”. Ahora, vende por redes sociales, y una amiga la ayuda con el aspecto visual. “El vínculo humano con el productor y con el cliente cambia realmente el sabor del alimento”, dice Fernanda.

 

Al momento de elegir qué productos son los que integran el stock que se puede encontrar en el almacén, La Semillera tiene varios criterios. El primero, es que sean agroecológicos. “También me interesa que lo produzcan cooperativas”, comenta. Además, otra idea principal es la diversificación. La emprendedora cuenta que, por ejemplo, si bien podría comprar todas las semillas y legumbres en Buenos Aires, elige trabajar con un productor de porotos mung de Entre Ríos, aunque eso implique mayores costos: “Eso es realmente ser parte de la red y darnos la oportunidad a todos”.

 

La Semillera es su aporte a la agroecología: “Es una manera de difundir y propagar la idea de que las personas podamos comer cada vez mejor. A su vez, los productores tienen donde vender”, establece la emprendedora. Dentro de lo que se puede encontrar en el almacén, están la miel y el propóleo provenientes de Oro Verde, harinas de Tabossi, pasas de uvas de Catamarca, aceite de oliva y aceitunas de La Rioja, entre más de 100 productos de diferentes lugares del país.

 

GPS

Facebook: La Semillera

Instagram: @lasemilleraparana

Teléfono: 343 5207032

 

 

Nidia Peltzer. Icarus Gourmet

Este emprendimiento surgió desde la inquietud de los pacientes de Icarus Centro de Salud & Longevidad por conseguir una dieta más saludable. “Los profesionales de la institución notaron que su alimentación era baja en nutrientes, lo cual incidía en el estado de salud”. A partir de allí, creció hasta convertirse en la primera micro Pyme de Entre Ríos en tener certificados nacionales y provinciales de “orgánico” en sus productos. Actualmente, cuenta con 15 productos con este sello, y otros nueve en proceso. La compra, comercialización, elaboración, etiquetado y envasado participan entre seis y diez personas.

 

“Vendemos por redes sociales, no tenemos un comercio especifico porque la situación de pandemia modificó la forma de adquirir productos”, comenta Nidia. Y agrega que “la gente se maneja por esos sitios virtuales, y si podés enviárselo a su casa, mucho mejor”. Se pueden realizar los pedidos a Icarus Gourmet por WhatsApp, y cuentan con envíos a toda la ciudad. A su vez, se pueden encontrar los productos en dietéticas de toda la provincia. Además, la emprendedora cuenta que han participado de ferias y eventos adonde los convocan, porque son una forma de que los conozcan.

 

“Nos llevó bastante tiempo establecer una red de personas que, como nosotros, busque una alimentación saludable y se preocupe por conseguir productos sanos y libres de agrotóxicos”, explica Peltzer. En el emprendimiento elaboran mermeladas, viandas, chatnis, prepizzas, granolas, panes y barritas de cereales, con materia prima agroecológica y orgánica.

 

Si bien la pandemia frenó el crecimiento del comercio, la emprendedora sostiene que: “Trabajamos para proponer nuevas ideas ante el cambio en la forma de adquirir los productos”. Nidia considera que la participación en ferias provinciales y la difusión en redes sociales, hizo que no sólo los pacientes del centro de salud sean sus clientes. Esta entidad, de la que se desprende Icarus Gourmet, ofrece servicios de salud y alimentación en Paraná y Colón, con un enfoque interdisciplinario.

 

GPS

Facebook: Icarus Gourmet

Instagram: @icarusgourmet

WhatsApp: 343 4512200

 

 

Nicolás Toobe y Cecilia Mercado. Alimenta

“El nombre del emprendimiento viene de que no sólo nos alimentamos al consumir este tipo de frutas y verduras, sino que también colaboramos a que el ecosistema no se dañe, o a que la salud de otras personas no sea vea afectada”, remarcan Nicolás y Cecilia a ERA Verde. La pareja comenzó con Alimenta hace aproximadamente un año, en mayo de 2020, en plena pandemia. “Notamos que había muy poca oferta de estos alimentos en la ciudad”, señalan. Así, crearon este almacén de frutas y verduras orgánicas y agroecológicas.

 

Los pedidos son semanales, se realizan por redes sociales o WhatsApp, y se reparten los miércoles y jueves. También, la gente puede buscar las frutas y verduras. “Nos encargamos de conseguir los productores, de conocerlos, charlar con ellos, saber qué y cuánto cultivan. Después, hacemos la lista de precios y la difundimos”, comentan los emprendedores. Además, agregan: “Hablamos con los clientes, les sacamos dudas o les preguntamos a los productores. Somos el nexo”. Buena parte de este circuito de alimentos saludables, se caracteriza por la importancia que se les da a los vínculos humanos.

 

Al igual que otros proveedores, ellos son el nexo entre los productores y los consumidores. Los martes, días previos a los repartos, su casa está siempre repleta de frutas y verduras de lugares como Formosa, Corrientes, Río Negro, Neuquén, Mendoza, San Juan, Tucumán, Misiones y Buenos Aires. Además, trabajan de forma fija con productores agroecológicos de las localidades santafesinas de Rincón, Monte Vera, Ángel Gallardo y Santa Rosa de Calchines. Como es diferente a la lógica de las grandes productoras, en muchas ocasiones productores de la ciudad los llaman para ofrecerles sus frutas y verduras: “Se va modificando todas las semanas, depende de la disponibilidad que haya”, sostienen Nicolás y Cecilia.

 

El principal criterio para elegir los productos es que sean orgánicos o agroecológicos. Las frutas y verduras orgánicas tienen el sello correspondiente. “Sabemos que los productores no utilizan ningún tipo de veneno en cualquiera de las etapas. Ni en el traslado, cosecha o cultivo”. Además, Nicolás y Cecilia añaden que es fundamental que la cosecha se haga un día antes de la entrega a los consumidores, para que los productos sean frescos, y que tengan una buena presentación.

 

GPS

Facebook: Alimenta

Instagram: @alimentaparana

WhatsApp: 343 4169693

 

 

Glosario

Alimentos (o productos) Naturales: Son los que están libres de ingredientes sintéticos, artificiales o aditivos.

 

Alimentos Orgánicos: Se refiere a los que se obtienen mediante la Producción Orgánica, es decir, a un sistema que evite la utilización de determinados productos químicos sintéticos, o tóxicos para el organismo humano. En Argentina, la etiqueta de “Orgánico” está regulada por la Ley de Producción Ecológica, Biológica y Orgánica 25.127 (1999), que otorga la calificación de un producto como “orgánico” al Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa).

 

Agroecología: Se trata de un sistema agrario que no utiliza agroquímicos para la producción de los alimentos. Es fundamentalmente local, por lo que los emprendimientos son claves para el desarrollo de la cultura agroecológica. Es una perspectiva más integral, que atiende al entorno social y a la historia al momento de la producción, circulación y consumo de los alimentos.

Alimentos Saludables: Este es un término más amplio y difícil de conceptualizar. Depende de lo que las personas, los emprendimientos o las empresas conciban como “sano”, es la forma en la que se entenderá a los alimentos saludables. En general, se asocia el término “saludable” con el favorecimiento de “la salud”, pero puede aplicarse a alimentos naturales y a alimentos sintéticos.

 

La Primera entrega:  El mapa de alimentos saludables que crece en Paraná

 

Por Aquiles Díaz

Pasante de las Prácticas Curriculares de la carrera de Comunicación Social de la Facultad de Ciencias de la Educación (FCEdu) de la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER).

Para la Redacción de ERA Verde.