El asesor letrado de la Municipalidad de Victoria, Elías Eduardo Ruda, realizó declaraciones donde expresó su malestar por el accionar de las organizaciones que defienden el ambiente. «Cuando ven una máquina en la isla arman un lío bárbaro”, dijo en declaraciones a Radio 2 de la ciudad de Rosario. También admitió que “existen 3.000 terraplenes” en el territorio. No es la primera vez que Ruda tiene manifestaciones contra los activistas y el accionar de la prensa que cubre las problemáticas denunciando las actividades ilegales en el Delta que la comuna entrerriana debe velar. El abogado agregó que los ambientalistas «no colaboran en nada”

 

“A los ambientalistas los sufro, son unos soplones”, expresó en una entrevista el asesor letrado de la Municipalidad de Victoria, Eduardo Ruda en un inusual ataque la militancia socio ambiental.

 

Fue en una entrevista con Radio 2 de la ciudad de Rosario donde explicaba el por qué la Municipalidad de Victoria tuvo que recular en las autorizaciones de las fiestas en las islas bajo su jurisdicción y suspendió por 60 días la realización de estos eventos masivos en ese sector del humedal. El letrado dijo que “a los ambientalistas los sufro” porque “son unos soplones”.

 

Ruda apuntó que el municipio debería custodiar las 376 mil hectáreas del Delta que corresponden a Victoria y corresponden al área natural protegida.

 

El periodista Sergio Roulier lo consultó por esa declaración que realizó en una radio de Entre Ríos y Ruda redobló la apuesta: «Sí, son soplones. Cuando ven una máquina en la isla arman un lío bárbaro como si fuera un delito, se han pasado de largo», argumentó en el programa “La primera de la tarde”.

 

Ruda puso como ejemplo que en una oportunidad denunciaron a Victoria que, según dijo, realizaba unas maniobras permitidas en el humedal con maquinaria. «No colaboran en nada, están para hablar y emitir comunicados, nada más», afirmó.

 

Por otro lado, Ruda pidió presencia de “cien efectivos” y herramientas como drones en el territorio para dar seguridad. «No podés encontrar a los que prenden fuego sino estás en el lugar. Los dueños de los campos no son los que prenden fuego, ni viven ahí», afirmó al hablar de la cuestión penal (no de los alcances civiles).

 

Además, sorprendió al reconocer que «hay tres mil terraplenes y endicamientos» en las islas. «No podemos ir a voltear eso, somos un municipio pequeño», aseguró y acusó: «La Provincia anda dando vueltas y no nos contesta. Hay que demolerlos, pero lo tiene que hacer la provincia».

 

Ruda, quien se ha mostrado muy molesto por la cobertura de la prensa sobre las problemática en el Delta también aconsejó sobre la labor periodística. “Ustedes tienen que cambiar el mensaje: la Ley de Humedales es necesaria pero no va a apagar el fuego. Hay que pelear por un organismo de seguridad con presencia territorial. Nunca se lo escuché a ningún ambientalista”, dijo el responsable legal del municipio a cargo del área natural protegida donde se producen intensos incendios desde el 2020.

 

 

Con información de Rosario 3.

De la Redacción de ERA Verde