Desde Reserva Ecológica Educativa Los Teros de San José, departamento Colón, lanzaron una colecta de ropa y calzado adecuados para tareas a campo con las cuales se pueda dotar a los jóvenes brigadistas que aprenden  y custodian esta área protegida municipal. Además solicitan elementos y materiales que permitan el mantenimiento de los senderos y demarcadores pedagógicos. En diálogo con ERA Verde, el docente coordinador, Jaime Borda, se mostró orgulloso de las y los adolescentes voluntarios que con su aporte ayudan al cuidado de un reservorio único de los humedales de la costa del río Uruguay.

Los brigadistas de la reserva que congestionan el municipio de San José y la Escuela Nº 10 “Juan B Alberdi”, necesitan vestimenta y botas para realizar sus tares en el área protegida ubicada sobre el arroyo El Perucho, en el departamento Colón. Puede ser calzado de alto impacto o borceguíes número del 37 a 42; pantalones y camisas de tela tipo grafa o tipo overol; guantes de cuero; equipos de protección de lluvia; y chalecos reflectante. También algunas herramientas como martillo, machetes, cuchara de albañil, hacha, rastrillos, palas y elementos como clavos, tornillos y pintura. Y si alguien o institución cuentan con equipos de comunicación, tipo Handie, en uso o para reparar, serán bien recibido.

 

Para los aportes, se pueden comunicar con Jaime Borda, docente y coordinador de Los Teros, al teléfono celular 3447 400915 mi celular o al correo electrónico licjaimeborda@gmail.com

 

Lo donado, contó Borda a ERA Verde, permitiría desarrollar las tareas de preservación y cuidado del espacio de monte y humedales de unos 50 voluntarios –en su mayoría jóvenes– que actualmente se han sumado a la propuesta.

 

Paraíso natural

La Reserva Los Teros, abarca un importante ecosistema de humedales, con un monte nativo signado por características únicas que dota el paso del arroyo “Perucho Verna”. Esta conjunción constituye un corredor biológico que alberga la reproducción de la flora y la fauna de la región, de animales, muchos de ellos amenazados, como el gato montés, el carpincho, el osito lavador, el lobito de río, la tortuga pintada y centenares de especies de aves.

 

Desde hace unos años, el área declarara reserva educativa municipal en 2017, pretende ser elevada de categoría. Como antecedente cuenta que en 2018, el equipo docente de la Escuela 10 y sus estudiantes propusieron sea declarada Área Natural Protegida Provincial, con un proyecto presentado en el Senado Juvenil de Entre Ríos donde obtuvo su aprobación. Pero una vez que llegó a manos del ex senador departamental Pablo Andrés Canali (Unión Vecinal), el legislador modificó el borrador en cuestiones técnicas y la iniciativa quedó en la nada. Esta propuesta sigue intacta, como la idea de que esta reserva, junto con la Escuela y con el apoyo comunal, pueda ser sede de la Tecnicatura en Guardaparque provincial y cuyo proyecto ya ha sido echado a rodar.

 

 

De la Redacción de ERA Verde