El intendente de Paraná, en el discurso de apertura de las sesiones ordinarias del Honorable Concejo Deliberante (HCD), dio a conocer que se pondrá en funcionamiento un sistema de recolección diferenciada de los residuos urbanos. Fue casi el único anuncio de nuevas medidas para el 2022. Pero advirtió que sólo funcionará si en cada hogar se realiza la separación de los desperdicios entre orgánicos e inorgánicos. Sin detalles, apuntó que comenzará a implementarse por etapas en las zonas más densamente pobladas.

 

“Les hablé de lo que hicimos, ahora quiero contarles lo que proyectamos para este 2022”, dijo este lunes el presidente municipal de Paraná, Adán Bahl, casi al finalizar su alocución en la apertura del período de sesiones ordinarias del HCD. Luego de anunciar que su administración seguirá basándose en obras públicas, sostuvo que su enfoque será trabajar en una ciudad capital “limpia, ordenada, eficiente, con espacio público de calidad, sostenible, pero esta tarea sólo es posible de manera colectiva, sumando todos los sectores”, apuntó. En este orden, mencionó vagamente al turismo como motor económico, tras lo cual planteó que “en los próximos meses vamos a dar un salto trascendente en materia ambiental. Comenzará a funcionar la doble contenerización en la recolección urbana (de residuos), la tan comentada pero poco implementada recolección en origen, que nos va a permitir separar los residuos en orgánicos e inorgánicos, para poder reducir el volumen de la basura que producimos en la ciudad”, apuntó.

 

Apelando a la memoria de los vecinos, recordó: “Miren todo lo que hemos avanzando en estos dos años y tres meses. Todos recuerdan esos días de diciembre de 2019 en la que estuvimos al borde del colapso sanitario; había sólo tres camiones para recoger la basura y teníamos 300 toneladas de residuos que juntar a diario. Hoy contamos con 36 campactadoras, adquirimos más de 3.000 contenedores, incorporamos más de 550 nuevas cuadras al sistema de recolección sistematiza, erradicamos los mini basurales y la ciudad está limpia. Pero como capital de la provincia nos sentimos en la responsabilidad de dar el ejemplo en materia de gestión ambiental”, distinguió.

 

En cuando a experiencias de trabajo en la materia, mencionó: “Si bien venimos trabajando en la separación en origen con cooperativas de recuperadores, es la primera vez que se apela a la modalidad mecanizada de la gestión de residuos en Paraná. La idea es modernizar el servicio para garantizar su sostenibilidad y evitar otro resultado fallido”, deslizó en una velada crítica a anteriores intentos por llevar adelante la separación de residuos.

 

Respecto a cómo se hará, dijo que se hará “por etapas, empezaremos por las zonas más densamente pobladas, en áreas de bulevares, y a partir de ahí vamos a avanzar sobre el resto de la ciudad. Es un cambio cultural muy importante a favor del ambiente y de nuestra ciudad, una apuesta al futuro que necesita de todos por nosotros, porque sólo va a funcionar si se produce el cambio en cada hogar. Es un camino que tenemos que recorrer junto, por nosotros, pero fundamentalmente por las próximas generaciones”.

 

De la Redacción de ERA Verde