Uniformados de Abigeato Gualeguaychú de la Policía de Entre Ríos, detuvo a cazadores furtivos que llevaban ochos perros para la persecución y matanza de especies autóctonas protegidas. Se les encontraron piezas faenadas de ñandú y martineta.

 

En la tarde del sábado 21 de enero, en circunstancias que personal de la Dirección Prevención Delitos Rurales Brigada Gualeguaychú realizaba un operativo en calles 9 y 6 de Colonia El Potrero, detuvieron la marcha de un automóvil Fiat Duna que llevaba enganchado un tráiler de madera, donde se constató que transportaban a 8 canes. Se identificó a las tres personas que se trasladaban en el vehículo constatando que regresaban de un raid de caza ilegal de especies protegidas.

 

Al ser requisado el automóvil se corroboró la actividad ilegal furtiva, ya que transportaban faenadas especies autóctonas protegidas por la Ley Provincial de Caza, entre los que se mencionó oficialmente a un ñandú y martinetas.

 

Los sujetos fueron identificados y notificados de las infracciones, ya que carecían de autorización de dueños de campo donde habrían efectuado la cacería y no pudieron justificar su presencia en esa zona rural ejerciendo la actividad ilegal con el uso de perros y teniendo los cadáveres de las especies protegidas en el coche.

 

Foto: PER

De la Redacción de ERA Verde