El secretario Ejecutivo de la Red Argentina de Municipios frente al Cambio Climático (RAMCC), Ricardo Bertolino, plantea un contrapunto sobre a cuáles son hoy las prioridades para instalar en el debate público la necesidad de la reconversión energética para frenar el calentamiento global. Para este veterano promotor de organizaciones vinculadas al cuidado del ambiente, es tal la premura hoy que considera prioritario trabajar en la comunicación y la incidencia en empresarios y funcionarios. Sin dejar a la educación como eje central, señala que no se puede descansar en que los cambios se producirían con las futuras generaciones que actualmente se están formando en una cultura ambiental.

 

Bertolino estuvo en la 2° Feria Nacional del Biogás y Energías Renovables que se realizó en Cerrito el pasado octubre. Fue parte de la mesa central de apertura porque justamente la RAMCC es un actor fundamental en las iniciativas que se vienen desarrollando en función de promover la generación de energías renovables y políticas activas para frenar el calentamiento global. Y así, el estado de las metas para bajar las emisiones de gases que generan efecto invernadero incorporadas en el Acuerdo de París en 2016; los avances tecnológicos para producir energía eólica, solar y por biogás; las experiencias locales y las acciones de los municipios son material de constante seguimiento por parte de la RAMCC. Sobre este escenario, expectativas y objetivos que se van replanteando habló Bertolino.

 

–¿Qué significado se le pueda encontrar que se repitan encuentros como el que se realizó en Cerrito en torno a las energías alternativas?

–Son como hitos importantes. Es como marcar mojones donde uno va pudiendo juntarse, plantear desafíos y repasara algunas de las propuestas que se realizaron el año anterior. Me parece que cada vez hay más actores que están trabajando el tema de las energías renovables como el cambio climático en general, y por eso nos parece muy importante que se vaya incorporando cada vez más gente a estos eventos y vaya apropiándose de los avances que se van logrando.

 

–Se plantea cada vez más fuerte la necesidad de acelerar la transición hacia las energías alternativas. ¿Qué es lo que queda por hacer para alcanzar estas metas?

–Creo que lo más se necesita es masificarlo. Uno se pone muy contento por la cantidad de gente que participa de actividades como la de este encuentro, pero lo que falta es la ciudadanía. Es una reunión de muchos especialistas, expertos, algunos vecinos motivados, pero la mayor parte de la población sigue sin atender la urgencia que tiene el tema. Lo que sí podemos ver como positivo es la presencia de diputados, intendentes, el propio gobernador. Si es que entendemos que el pueblo delega en sus representantes el pensar qué tipo de planeta queremos y descansa en ellos las decisiones y estrategias que vayan definiendo. Pero no es un buen indicador la falta de ciudadanía. Los grandes cambios que se han dado en otros países se han dado por una participación muy activa de la ciudadanía, y eso está faltando. En este sentido, los medios de comunicación no están ayudando a instalar este tema. Hablamos de los medios grandes difusores que hoy están planteando otra agenda. No están planteando esta agenda con la urgencia y la importancia que tiene. Sí se habla de otros temas que son importantes, pero no lo urgente.

 

–¿Qué estrategias se pueden diseñar para instalar más fuerte esta agenda?

–No tenemos una propuesta demasiado fuerte en este sentido, porque tampoco tiene que ver con nuestro nicho de trabajo. No podemos asumir todos los espacios, pero sí hacemos fuerte desde la Red es motivar, movilizar, instalar en la agenda de los Ejecutivos y los Concejos Deliberantes de los municipios estas temáticas. La responsabilidad de cómo cada uno lo lleva o convoca ciudadanía es algo que lo tiene que asumir cada gobierno local. De todas maneras, si hay un sector que hay que fortalecer es el de los comunicadores. La educación es sumamente importante, pero la urgencia exige trabajar con la ciudadanía en su conjunto. Entonces si nosotros esperamos que los niños asuman el liderazgo en sus casas cuando tengan esta posibilidad, estamos hablando de 20 años más, y ya realmente es tarde. Hoy lo fuerte es trabajar con los decisores, ya sean los empresarios, los gobiernos locales, vía las legislaciones, vía la comunicación. Insisto, sin dejar el tema educativo. Muchas veces en estas reuniones se plantea que educar a los niños es lo fuerte, pero nos estamos olvidando de los otros aspectos que al menos cuando yo empecé hace 30 años teníamos ese tiempo. Hoy ya no lo tenemos y por eso me parece también que hay que mirar este aspecto.

 

–¿Cómo se plantea la agenda en el sector privado, que tiene otras prioridades más circunscritas a los números?

–En Argentina tenemos privados que pertenecen a un sector dinámico, como lo son las tecnologías de las energías renovables, que en pocos años ha superado la generación de la nuclear. Hay un sector que es muy activo, pero hay otro sector que es  muy resistente a cualquier tipo de cambio y que por ahora es mayoritario dentro del empresariado. Creo que hay que trabajar y por su propio peso las cosas van a caer. Las empresas que no se adapten a este nuevo tiempo van a pasar a ser ineficientes y van a tener que ver cómo se replantean. Y las empresas que entienden la agenda actual y reacciones dinámicamente van a ser exitosas en cualquier rubro, no sólo en energías. Muchas veces hay un empresariado que está acostumbrado a los subsidios a un permanente apoyo (estatal) y hoy el mundo nos está exigiendo ser más exigentes y claros con las metas que tenemos.

 

 

Silvio Méndez

@silviomzen

De la Redacción de ERA Verde