El secretario de la Producción anunció que el gobierno provincial, a través de la Policía, junto con la Justicia, implementará un sistema de fiscalización de las aspersiones con agrotóxicos en los campos de cultivo.

 

La medida fue anticipada en Victoria, durante la segunda jornada de buenas prácticas para la aplicación de productos fitosanitarios, donde participaron cerca de 300 personas.

 

Las declaraciones del funcionario se realizaron a pocos días de conocerse un trascendental fallo de Oscar Daniel Benedetto, vocal de la Cámara Civil II, Sala Segunda, que el 1 de octubre acogió un amparo ambiental interpuesto por la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) y el Foro Ecologista Paraná para frenar las fumigaciones en las escuelas rurales.

 

El magistrado ordenó, entre otras medidas, el cese de las “fumigaciones terrestres con agrotóxicos en un radio de mil metros (1.000 mts) alrededor” de las instituciones subrurales “y la fumigación aérea con iguales pesticidas en un radio de tres mil metros (3.000 mts) alrededor de dichos establecimientos educativos”.

 

El fallo fue apelado, y ahora la Sala Penal y de Procedimientos Constitucionales del Superior Tribunal de Justicia (STJ) de Entre Ríos deberá resolver la controversia.

 

Rentabilidad perseguida

 

En el marco de este encuentro de interés para el sector agropecuario, Gabás, anunció las medidas de alerta temprana y fiscalización en conjunto con la Policía y la Justicia.

 

El funcionario también expresó la necesidad de “empezar a equilibrar la producción agropecuaria bajo una mirada de lo agroecológico, orgánico y tradicional”, indicó. “No se puede perseguir la rentabilidad sin un desarrollo armónico de la sociedad y amparado bajo una visión social”, consideró.

 

El encuentro contó con el apoyo de la Secretaría de Agroindustria de la Nación, y un trabajo articulado entre el Estado, productores, entidades agropecuarias e instituciones civiles. En ese marco Gabás anunció que se está trabajando en la creación del sistema de alerta temprana que tendrá como fin sancionar a los productores que infrinjan la ley, de modo tal que se implemente una  metodología de “fiscalización en tiempo real, con la colaboración de la Policía y el sistema judicial”, en una modalidad al que se aspira avanzar, según se describió en un parte gubernamental de prensa.

 

En este sentido, se indicó, a través del programa por implementar se podrá identificar y sancionar a aquellos productores que vulneran la Ley provincial de Plaguicidas Nº 6.559 –que data del año 1980–, y que detentan contra el protocolo del uso de los productos agropecuarios.

 

Convivencia

 

“Nuestro sistema productivo debe avanzar hacia la sustentabilidad, preservando la salud humana y el ambiente”, expresó en ese marco Gabás, y sostuvo: “como provincia creemos que las formas de producción deben convivir con las buenas prácticas agrícolas” y señaló: “Del sector agropecuario exigimos responsabilidad y respeto hacia el cuidado del uso de la tierra, los recursos naturales y el bienestar general”.

 

Las expresiones fueron atentamente seguidas por un salón colmado de un público relacionado a la actividad rural, entre el que se encontraban estudiantes, educadores, productores, aplicadores, ingenieros agrónomos, empleados rurales, profesionales de la salud y ciudadanos en general de diversos municipios de la provincia.

 

“Entendemos que la única forma de crecimiento, es el crecimiento compartido y colectivo, donde el trabajo mancomunado y articulado deben ser la base de confianza y trabajo para cualquier modelo de provincia, necesitamos el compromiso del sector privado, la universidades, las instituciones intermedias, las actividades agropecuarias, para desarrollar una producción agroindustrial sostenida en el tiempo pero acorde con el cuidado de todos los entrerrianos”, concluyó Gabás, con un claro guiño a su auditorio.

 

Pruebas con la deriva de pesticidas

 

Durante la jornada se realizaron demostraciones de aplicaciones aéreas y terrestres con agua, con el fin de medir la “deriva” de las aspersiones con pesticidas. Esto es: a todas aquellas gotas que no alcanzan el objetivo y constituyen una pérdida de producto, lo que reduce la eficiencia de la pulverización y que genera un impacto indeseado en el ambiente y la salud humana.

 

Además se seleccionaron entre el público 10 veedores responsables de fiscalizar el procedimiento de medición de deriva a través de tarjetas hidrosensibles, y se informó acerca de tecnologías de aplicación anti deriva.

 

La actividad también contó con la participación del secretario de Agroindustria de la Nación, Luis Miguel Etchevehere, el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Guillermo Bernaudo, el senador Alfredo De Angelis, la diputada, Alicia Fregonese, y el representante de la Red de Buenas Prácticas Agropecuarias, Juan Brihet.

 

 

De la Redacción de ERA Verde