La movilización vecinal logró derribar una gran antena de telefonía. Se trata de una estructura que había sido colocada en el interior del Club Atlético Instituto de Paraná. No alcanzó a funcionar ya que los pobladores del barrio se levantaron en protesta alarmados por los posibles daños a la salud. Las quejas derivaron en pedidos de información a las autoridades municipales por lo cual se conoció que la empresa de teléfonos no había iniciado los trámites correspondientes para levantar la infraestructura y ordenó el cese de los trabajos. Ahora se la desmanteló: mirá el video.

Finalmente la movilización y las airadas protestas de los vecinos del barrio Santa María del Rosario lograron frenar y sacar una antena de telefonía móvil que estaba levantándose en el interior del Club Atlético Instituto, justo al lado de su principal cancha de fútbol. La obra había despertado las alarmas por los posibles efectos nocivos de su funcionamiento, lo que derivó en protestas frente a la entidad deportiva y movilización frente al Palacio Municipal a principios de enero.

 

En lo formal, asesorados por la Asamblea Ciudadana Vecinal de Paraná, los pobladores presentaron notas pidiendo explicaciones e información sobre la autorización de la infraestructura ubicada en ubicada en calle Ovidio Lagos 1.426. De esto surgió que Telecom Personal nunca inició los trámites para aprobar su trabajo, lo que derivó en el cese de la obra y la cancelación del contrato por parte del Club Instituto.

 

 

Posteriormente, el pasado 14 de febrero, el juez de Faltas Nº 1 de Paraná, Amado Siede ordenó en una resolución desarmar la estructura de comunicación para teléfonos móviles. El juez municipal evaluó para su decisión la rescisión del contrato entre la multinacional y la institución deportiva, al constatarse que el privado no llevó adelante los trámites para la autorización de los trabajos.

 

De la Redacción de ERA Verde